"El que algo quiere, algo le cuesta"

8444732116_16108a8457Llevamos unos días de “silencio” en el blog, parece que las ideas vienen y van pero no se asientan y, que las palabras parecen no querer juntarse.

¿Y a que se debe? A un período de reflexión y de necesidad de espacio porque se aproxima una nueva etapa en el equipo. Ya hemos pasado por esto otras veces pero, en esta ocasión, parece venir con toda la fuerza de estos meses de trabajo.

Por mucho que se intente planificar siempre hay alguna interferencia en el camino que nos reconduce o que nos dice «por aquí no». Asimilar cambios, tomar decisiones, aprender en nuevos campos de actuación, etc. necesita de tiempo para entender y saber que hacer.

A veces, por querer comprender rápido se cae en la trampa de teorizar para explicar. Y no. Los atajos son malos compañeros en estos casos, desdibujan a las personas y a la realidad.

Así que, por ahora, vamos a pararnos a pensar y a actuar con calma para que vayan saliendo las cosas de forma clara  y natural.Y, mientras, vamos coordinando agendas y pasos a dar en un mes un poco movido entre períodos de vacaciones y trabajo. ¡Vamos allá!

2 comentarios en “"El que algo quiere, algo le cuesta"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *