Esto acaba de empezar

ProtasDire_Camerinos_14febrero13Queridos calcetin(e)ros y calcetin(e)ras:

Tenemos una mala y una buena noticia.La mala es que hoy se hacía pública la lista de nominados en la final de los Premios Mestre Mateo y Calcetin(e)s no está entre las cuatro seleccionadas. Era complicado, lo sabíamos de antemano, porque nos presentamos con algo que no sólo es diferente: presume de diferencia. Que nos presentáramos era, y es, nuestra tarjeta de visita, y el primer incentivo para que desde las periferias se sigan haciendo cosas.La buena noticia han sido vuestras reacciones, y cómo se ha recogido en los medios la existencia de Calcetin(e)s y la curiosidad por saber qué más se esconde tras el Proxecto Máscaras. Quienes pudisteis asistir ayer al pase en el Teatro Colón nos habéis visto sobre el escenario haciendo piña, formando un equipo. Un día, hace ya bastante tiempo, vimos que aquí había una historia que narrar, y esa historia es la de cómo se formó ese equipo, y todo lo que a partir de ahí podríamos contar.

Volvemos con lo de que la buena noticia han sido vuestras reacciones, porque desde ayer nos habéis enviado mensajes pidiendo…, repetir!!! Esto solo podemos entenderlo como una manera de decir que queréis que sigamos contando nuestras historias, y esto significa que os gustan nuestros… CALCETIN(E)S.

Esto no ha terminado, acaba de empezar. Muchas gracias por todo lo que nos estáis ayudando con difusión!

2 comentarios en “Esto acaba de empezar

  1. Isabel

    Reflexionaba José Antonio Latorre en el blog de formación de la Diputación de Alicante (http://blog.formacion.ladipu.com/2012/03/son-rentables-los-premios.html )sobre la rentabilidad de los premios, sobre el valor de estos reconocimientos externos y tras una reflexión coversacional extracta una serie de razones que creo que son de aplicación en muchos casos:

    – La motivación del equipo: Hacia dentro del propio equipo, del departamento, el impacto es claro. De pronto nos sentimos “equipo ganador”, los mejores del “mundo mundial”.

    – La reflexión y el aprendizaje: Preparar la convocatoria a un premio significa un importante esfuerzo de reflexión, de análisis, debate, síntesis…. Ello nos obliga a pararnos, pensar en qué hacemos y en cómo lo llevamos a cabo, cuestionar si es la mejor manera posible, ver alternativas, comprometernos con el futuro…
    Alguien podrá decir que esto hay que hacerlo con independencia de los premios, y es verdad; pero también lo es que, en demasiadas ocasiones, la vorágine cotidiana, nos hurta estos momentos. Por eso, preparar un premio, no deja de ser (también) una gran excusa para valorar dónde estamos y vislumbrar los posible futuros, es decir, para evaluar, tomar decisiones y planificar en base a ellas. Luego, otra rentabilidad de los premios la encontraremos en este “aprendizaje organizativo” que nos proporciona la imprescindible reflexión colectiva que hacemos al preparar la documentación de los mismos.

    – El prestigio ante nuestros clientes: en nuestro caso podríamos decir los propios protagonistas, colaboradores, instituciones, fans (que también los tenemos), colegas del sector…

    Calcetin(e)s se merecía esa nominación, pero es ese convencimiento y los apoyos recibidos lo que ha hecho posible que sólo el hecho de presentarnos ya marque el inicio de una nueva etapa 🙂

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *