Tejiendo red hacia el público

Hemos ido evolucionando juntos, aprendiendo a comportarnos y trabajar en directo en la vida pública. Un “nuevo escenario”, pero real,  gracias a la suma e interacción de capacidades. Porque todos somos y nos estamos sintiendo actores de nuestras vidas y de nuestras películas.

Cada proyección nos ha supuesto asumir desafíos y desarrollar competencias pero una muy importante, que no parece destacar, ha sido la cohesión de lenguajes en un grupo con diferentes edades y calidades que aprendió a ser equipo. Y esto, que tanto nos ha costado, es una de nuestras mayores riquezas porque con una mirada, un gesto, un silencio, o pocas palabras, la complicidad va tejiendo red hacia el público.

La experiencia del pase de Máscaras de ayer, con un público tan específico consiguió  lo que nunca hubiésemos imaginado: Eva sin palabras, con lágrimas llenas de emoción y agradecimiento por lo que nos estaban diciendo. Esta es la medida de lo que está suponiendo ser actores en la vida pública.

Las sorpresas continúan.

Anfitriones en el MUPEGA

7 comentarios en “Tejiendo red hacia el público

  1. Isabel

    No dejo de darle vueltas a lo que dices de «la cohesión de los enlaces». Es algo que hemos abordado entre nosotros, en IG, con respecto nuestros proyectos vitales como un integrado personal/profesional, pero como no lo hemos reflexionado como equipo del Proxecto Máscaras. Es un concepto MUY potente Tamara.

    Por otro lado me pregunto si vamos a resistir este derroche de constantes nuevos inicios con cada ogro conseguido. Es tan estimulante como agotador, pero hay que reconocer que engancha 🙂

    Todos los pases son únicos pero este ha sido muy especial. Aunque igual cuando llegue el siguiente volvemos a decir lo mismo. A ver si somos capaces de parar para organizar el material y la experiencia.

    Responder
    1. Tamara G. Lema

      De nuevo tenemos un punto… y mucha organización por delante 🙂

      Es un proyecto muy absorvente, siempre hay más y más. Todos los pases han sido especiales pero, con lo desenvueltos y compenetrados que estamos cada vez, los disfrutamos más. ¡Nos lo pasamos muy bien trabajando! (esto suena raro)

      Responder

Responder a Tamara G. Lema Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.