Una complicidad basada en la convivencia

No sé si me sorprende más lo que está ocurriendo ahora o empezar a ser consciente de lo que ocurrió entonces. Han pasado más de dos años y la vivencia ha dado paso a la perspectiva y a la reflexión.Ahora, desde el entendimiento, veo que alcanzamos lo inimaginable y… más. Las ganas de comenzar el rodaje nos llenaban de impaciencia pero, los ensayos eran imprescindibles: había que trabajar y meterse en los personajes para sentirlos y enamorar a la cámara.

Poco a poco nos fuimos comprometiendo y al asumir nuestro Reto se fue generando equipo. Aprendimos a disfrutar del aprendizaje conjunto, que al principio nos desesperaba, desde la complicidad que genera la convivencia. Detalles y guiños a los que fuimos llegando cuando nos paramos a escuchar, hablar y compartir.

A medida que aprendíamos nos fuimos haciendo más capaces para hacer y para generar expectativas. Soñábamos con la recompensa, con rodar Calcetin(e)s. De Máscaras, por aquel entonces, nada sabíamos, eso era cosa del dire que sabía que la magia del cine le permitiría contar cómo se trazan las rutas de lo posible.

4 comentarios en “Una complicidad basada en la convivencia

  1. Isabel

    ¡Qué precioso reciclaje Tamara! 🙂 Esta pequeña perla ya nos enamorara entonces pero visto ahora, cuanta razón tienes. Me permito seleccionar esta parte:

    “desde la complicidad que genera la convivencia. Detalles y guiños a los que fuimos llegando cuando nos paramos a escuchar, hablar y compartir”

    Responder
    1. Tamara G. Lema

      Esa frase fue la primera impresión al volver a ver el vídeo, vas recordando esos momentos y, otros, que con el paso del tiempo se ven con otros ojos.

      “Reciclaje”: procesando las experiencias vividas para seguir aprendiendo 🙂

      Responder
  2. Manuel Calvillo

    Bravo, Tamara

    “No sé si me sorprende más lo que está ocurriendo ahora o empezar a ser consciente de lo que ocurrió entonces.” Tal vez empezar a ser consciente de lo que ocurrió entonces ayuda a saborear la sorpresa de lo que ocurre ahora.

    A mí también me sorprende la capacidad que tenéis de dibujar nuevos matices en todo esto de máscaras y calcetines con vuestra manera de contar y analizar las cosas. Y me sorprende leer muchas de vuestras cosas que, más allá de la referencia concreta a vuestro proxecto, tiene una lectura mucho más universal y que me da textos e ideas para reforzar algunos temas en clase cuando hablamos de aprendizaje, motivación,organización de grupos, gestionar el talento,…

    Me han encantado tus dos últimos post. Dos pequeñas perlas, ¿os estáis pasando ahora al cultivo de ostras? No son mal sitio para ello las Rías Gallegas 😉

    Un abrazo

    Responder
    1. Tamara G. Lema

      ¡Claro que sí! Cuando trabajas y, te entregas, a un proyecto, a veces, te olvidas de disfrutar de esos momentos únicos que las preocupaciones no te dejan ver. Pero llega un punto en que necesitas parar, reflexionar y entender para poder seguir.

      La práctica es lo que te permite mostrar si algo funciona o no, como actuar ante determinada situación, trabajar con otras personas, etc. Y si lo compartes, siempre habrá alguien que te aporte nuevas perspectivas o a la que puedas sumar con el conocimiento y la experiencia adquirida.

      Algunas hemos cultivado y parece que se van reproduciendo… 🙂 Abrazos

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *